¿Las tumbas y lápidas de los cementerios necesitan un mantenimiento y una limpieza? Pocos son los que se han detenido sobre esta cuestión, y es necesario aclarar algunas cosas a este respecto. La respuesta a la pregunta anterior es un sí rotundo. Al enfrentarnos a esta situación tenemos dos opciones, adquirir productos y maquinaria necesarios además del tiempo y esfuerzo que requiere una limpieza de una lápida, o bien, contratar un servicio profesional de limpieza de cementerios.

Para que puedas dar la importancia que tiene a la limpieza y mantenimiento de lápidas y tumbas vamos a darte a continuación 10 motivos o razones para que compruebes por ti mism@ lo necesario que resulta tomar conciencia de esta necesaria tarea.

razones-para-mantener-una-lapida-limpia

Motivos por los que es necesario una limpieza y mantenimiento de tumbas

  1. El lugar en el que reposan nuestros familiares o seres querido merece tener una apariencia aceptable. Es lo mínimo que podemos hacer de cara a la buena imagen que transmite una lápida limpia y cuidada ante todos los visitantes del cementerio.
  2. Es una forma de mantenerlos vivos en nuestra memoria. Les dedicamos parte de nuestro tiempo y es una forma de seguir compartiendo con ellos. Estamos haciendo algo por ellos incluso cuando ya han pasado a mejor vida.
  3. Los materiales de las lápidas o nichos, se agrietan con el paso del tiempo, una forma de ralentizar ese proceso es limpiar e intentar mantener en buen estado la tumba o nicho.
  4. La vegetación, sobre todo hongos y musgos, hacen su aparición en la tumba y alrededores y la mejor forma de luchas contra ellos es realizar una limpieza periódica de la tumba.
  5. Parásitos e insectos campan a sus anchas por las tumbas y lápidas descuidadas, en cambio, en lápidas relativamente limpias y cuidadas y mucho más complicado que aparezcan.
  6. Acudir a visitar la lápida de un ser querido y observar que se encuentra limpia y bien conservada nos produce una sensación de bienestar que favorece un clima de paz y tranquilidad necesarios para realizar con gusto la visita al cementerio.
  7. La utilización de productos específicos para limpiar la piedra de la lápida dan una sensación de brillantez que hace destacar una tumba cuidada de aquella que no lo está.
  8. De igual forma que mantenemos limpias nuestras cosas debemos mantener limpio el lugar que ocupan nuestros seres queridos, a ellos les habría gustado que fuera así. Es lo mínimo que podemos hacer.
  9. Las chapas e inscripciones se acaban borrando con el tiempo, es necesario limpiarlos con relativa frecuencia para mantenerlos legibles/visibles.
  10. Por último, aunque resulte vergonzoso comentarlo, el peor enemigo de una lápida no es el clima , la vegetación o los insectos, es el propio hombre. Vandalismo, gamberradas y un largo etc. Hacen necesario estar al cuidado de nuestras lápidas y tumbas, tanto en su limpieza como en su mantenimiento.
quiero contratar servicio