Muy pocas personas disfrutan de la limpieza y más bien al contrario, sufren cada vez que tienen que organizar la casa, lavar la ropa, etc. Lógicamente, esta sensación empeora si lo que debemos limpiar se encuentra en el cementerio. A pesar de ello, todos somos conscientes de que las tumbas de amigos o seres queridos deben limpiarse y mantenerse en buen estado ya que con el tiempo acaban deteriorándose.

Hoy te contamos los 3 problemas que podrás encontrarte a la hora de limpiar una tumba. Seguro que te convencemos de que, en vez de hacerlo tu solo, vas a preferir pedir ayuda a profesionales.

1.  EL HORARIO

Muchos cementerios, como el de La Almudena, tienen un horario de apertura de 8 a 19 horas, así que no hay mucho margen de tiempo para limpiar en profundidad una tumba. La mayoría de las personas entran a trabajar a las 9 y salen a las 18 horas, así que el tiempo del que dispondrás si estás en esa situación estará bastante limitado y no podrás realizar un buen trabajo.

Es cierto que aún quedan los fines de semana pero, ¿tienes ganas de dejar a un lado tus planes de ocio por tener que encargarte de la limpieza en profundidad de un tumba? Dado que, seguramente, tu respuesta sea no, deberás contar con un equipo de profesionales especializados en este tipo de trabajos.

problemas limpiar tumba

2. TRANSPORTE, PRODUCTOS Y MÁQUINAS DE LIMPIEZA

Para limpiar una tumba hay algo seguro, debes tener coche. Es necesario para el transporte de todo tipo de productos de limpieza como detergentes especiales, amoniaco, hasta varias bayetas, espátulas especiales para quitar el moho, cepillos de todos los tamaños, etc.

Cuando se trata de limpiar una tumba extremadamente sucia, es necesario la ayuda de profesionales y de maquinaria especializada. Para este tipo de situaciones, una hidrolimpiadora es lo ideal ya que ayuda a que toda la mugre salga con facilidad, pero ¿cómo conseguir una? ¿cómo llevarla al cementerio? ¿dónde conectarla? Definitivamente, muchas preguntas a las que es difícil dar una solución si no es con ayuda de personas que sepan de esta materia.

3. UN TRABAJO PESADO

La limpieza de una tumba no es un trabajo sencillo, requiere esfuerzo y constancia. No tiene nada que ver con limpiar una cocina, o la habitación. El trabajo requerido es mucho mayor. Por una parte, en muchas ocasiones, existe moho adherido a las superficies de difícil acceso, y la mugre no desaparece sino es con varias pasadas. Por otro lado, si no se utilizan las herramientas y productos de limpieza adecuados para la superficie de la tumba, se pueden producir  daños en el material de la misma.

Además, cuando se trata de una tumba grande, hacer el trabajo solo es casi un desafío. Puede llegar a tomar hasta más de 4 horas, así que lo mejor es buscar ayuda. Aun siendo varias personas, sino existe una coordinación entre ellas, lo más seguro es que se trabaje el doble, así que el tiempo que se estará en el cementerio podría ser el mismo.
Las tumbas de seres queridos y amigos necesitan una limpieza cada cierto tiempo.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio