Una de las cosas que más se repiten cuando vamos a un cementerio es ver muchas de las tumbas descuidadas, algunas llenas de hojarasca, otras con moho por todas partes, en algunas ya ni se distingue el nombre de la persona. Lo peor que se puede hacer es llenar de olvido las tumbas de nuestros seres queridos, por eso hoy te traemos algunas ideas sobre cómo decorar una tumba, al final y al cabo si dedicas algo de tiempo puedes hacerlo.

Antes de empezar, lo primero que debes tener en cuenta o en otras palabras, uno de los aspectos que más deberías de tener en cuenta es lo que le gustaba a la persona que ya no se encuentra en este mundo, es decir, qué tipo de colores, de música le gustaba, cuál era su estilo de vida, sus intereses en tiempos libres, etc. Puede ser un gran punto de partida para poder hacer una decoración personalizada.

ILUMINACIÓN

En la noche puede ser la peor hora de visitar un cementerio (los que dejan que se pueda visitar a estas horas), pero lo que puedes hacer es poner un toque diferente a la tumba con algunas pequeñas bombillas especiales. No hace falta muchas luces, lo más importante es la ubicación que elijas. Estas luces parecieran ser una gran inversión pero lo cierto es que las puedes encontrar en tiendas de jardinería y no tendrán un coste alto, en cambio, si conseguirán darle un cambio radical a la tumba.

LO CLÁSICO: LAS FLORES

Definitivamente una de las cosas que casi nunca pueden faltar son las flores en una tumba, pero no se trata de comprar cualquier tipo de flores y colocarlas como “caigan”, el ideal es que compres las flores adecuadas a la temporada, aquí puedes tener en cuenta lo que se decía anteriormente, el gusto y estilo de la persona en cuestión.

También es muy importante que las coloques de la manera correcta y que las intentes asegurar para que, por ejemplo, cuando haya mucho viento no se caigan y terminen en el suelo.

decorar una tumba

PERSONALIZACIÓN 

Alguna foto o artículo personal no se debería descartar a la hora de decorar una tumba, existen actualmente muchas así, que utilizan elementos muy íntimos para dar un toque diferente, y que en ocasiones simboliza un homenaje al ser querido en cuestión.

Con este aspecto debes tener mucho cuidado, y debes asegurar bien cualquier artículo o elemente que coloques, porque nunca falta quien se los pueda llevar, o que se puedan caer y dañarse, entonces lo mejor es ponerlos muy bien. No hay necesidad de dejar esta decoración por mucho tiempo, puedes cambiarla según creas pueda ser necesario.

LA TEMPORADA

Puedes tener muy en cuenta las diferentes épocas del año para poder decorar la tumba. Por ejemplo, en Halloween puedes aprovechar para hacer alguna cosa un poco más colorida, quizás como lo hacen en México el Día de los Muertos. En invierno puedes usar unos colores u objetos más conservadores, más neutros y para verano puedes volver a cambiar. La verdad es que no hay nada escrito en un manual, y puedes adaptar tus ideas a la decoración.

LA LIMPIEZA

Uno de los peores errores que se cometen es querer que la tumba de nuestro ser querido luzca bien solo con una decoración, olvidando que aún más importante es que ésta se encuentre completamente limpia. ¿De qué vale que compres luces, o hagas fotografías y compres las flores más caras si la tumba está llena de suciedad? La verdad es que esto no nos puede pasar y lo primero en que debemos pensar es que la tumba se encuentre limpia.

Aún más importante que la decoración, lo más importante es que la tumba luzca despejada, como si hubiera alguien que se preocupa por limpiarla y mantenerla así a través del tiempo. Este tema de la limpieza no es para nada fácil, más aun teniendo en cuenta que a muchas personas no les gusta nada ir al cementerio, pero puedes sacar un día y dedicarte a realizarla sin problemas.

quiero contratar servicio