La tumba de nuestros seres queridos debe ser muy especial. Sin embargo el proceso para elegirla puede ser un choque muy duro y emocional. Nada nos prepara para la muerte de una persona que queremos y sobrellevar una pérdida puede llevar muchos años. Cuando nos enfrentamos a esta situación estamos muy sensibles y esto nos puede llevar a tomar decisiones poco acertadas. Por eso siempre es bueno tener conocimientos básicos sobre lo que se debe hacer cuando fallece un familiar de forma que este momento no nos pille desprevenidos.

Una parte importante de organizar un funeral es escoger el tipo de tumba donde reposarán los restos. Esta decisión no debe tomarse a la ligera ya que, después de todo, es el lugar donde rendimos tributo a los difuntos visitándolos constantemente para recordar quienes fueron en vida.

como elegir una tumba

Que tipo de tumba escoger

Antes de elegir la tumba correcta para nuestros seres queridos debemos considerar varios factores: el presupuesto, la ubicación, el clima y si estará ubicada junto a las tumbas de otros familiares o no. 

El primer paso es escoger el lugar. En cada municipio existe un número limitado de cementerios. Si tienes uno en mente debes consultar y ajustarte a las regulaciones impuestas por el camposanto. En caso de cremación, las opciones son menos limitadas ya que no es completamente necesario enterrar las cenizas. De hecho, hay personas que prefieren tenerlas en casa dentro de una vasija.

Si lo que deseas es una tumba, hay que pensar en el tamaño y material de la lápida. Existen tumbas de piedra porosa y no porosa y la que escojamos dependerá mucho del estilo y presupuesto que tengamos en mente. Existen tumbas de mármol, granito, piedra arenisca, bronce y muchos materiales más.

En cuanto al tamaño, no todos los cementerios permiten escoger libremente la dimensión y tamaño de la lápida con el fin de guardar cierta armonía dentro del lugar. Si el camposanto que has elegido es limitante en este tema, puedes hacer que la tumba sea más especial a través del color. Las tumbas de granito tienen una gama de colores más amplia: gris, negro, blanco, azul, rosa o verde.  Normalmente se prefieren los tonos sobrios como símbolo de respeto y paz, aunque el cementerio más alegre del mundo en Rumanía se caracteriza por sus coloridas tumbas.

La mayoría de materiales de tumbas son muy resistentes por lo que la diferencia de precios radica en el aspecto que otorgan. Las tumbas más lujosas suelen estar hechas de mármol. Si no tienes mucho dinero, una forma de que la tumba luzca mejor es agregando epitafios o grabados en la piedra con una tipografía elegante. También se puede adornar frecuentemente con flores para tumbas que le otorgarán un toque colorido y alegre al lugar, además de servir como pequeñas ofrendas o regalos simbólicos para los que ya no están con nosotros.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio