El primer paso para cuidar una lápida o tumba es identificar de qué material está hecha. Una vez que se determina, puedes elegir el método de limpieza adecuado. Para las láìdas mármol, sigue los pasos de limpieza a continuación. 

como-limpiar-una-lapida-de-marmol-correctamente

Qué se necesitará

  • Agua
  • Raspador de madera
  • Paños suaves
  • Jabón no iónico 
  • Cepillo de cerdas naturales

Pasos para limpiar una lápida de mármol

  1. Solo se debe limpiar el mármol que esté en buenas condiciones. Inspecciona toda la lápida en busca de grietas, desgaste y signos de daño. Si están presentes, puede ser mejor dejarlo como está. La limpieza de mármol débil puede resultar en un daño mayor e irreparable.
  2. Remoja la piedra con agua para saturar cualquier crecimiento que pueda estar presente.
  3. Utiliza el raspador de madera para eliminar cualquier crecimiento de algas o musgo de la superficie.
  4. Mezcla 1 cucharada de jabón no iónico con 3,5 litros de agua.
  5. Usa los cepillos para aplicar la mezcla jabonosa a la superficie y frota cualquier residuo.
  6. Mantén la piedra mojada con agua limpia mientras dure la limpieza.
  7. Una vez que se hayan eliminado todos los escombros, enjuaga bien la piedra con agua limpia.
  8. Repite cada 18 meses. Si es necesario realizar limpiezas más frecuentes, usa agua corriente para eliminar cualquier suciedad o residuo que pueda estar presente.
limpieza de lapida de marmol correctamente

Consejos y sugerencias adicionales

  • Utiliza únicamente herramientas de madera para limpiar mármol.
  • Las herramientas de plástico pueden causar rayones.
  • Si hay manchas de aceite o grasa en la piedra, agrega una pequeña cantidad de amoníaco a la solución limpiadora.
  • Si hay placas hechas de otros metales, no permitas que la solución limpiadora entre en contacto con estos metales.​
  • El jabón no iónico es una clasificación de soluciones de limpieza que significa que no tiene carga eléctrica. Otros jabones se clasifican como aniónicos (carga negativa), catiónicos (carga positiva) o anfóteros (la carga se basa en el pH).

Si hay que tener en cuenta que, debido al paso del tiempo, los materiales que componen una lápida o tumba, no se encuentran en su mejor estado y la limpieza puede resultar desafiante. Puedes creer que esos materiales no están tan mal de lo que realmente están y cuando los limpies puedes empeorarlo debido al deterioro. 

Nuestra recomendación es que si necesitas una limpieza de lápidas o tumbas, te pongas en contacto con profesionales, como los de Limpieza de Tumbas. Llevamos en el sector desde 2006 y nuestra tasa de efectividad en este tipo de limpieza es muy alta. Nuestros clientes nos avalan. 

Pide un presupuesto gratuito de limpieza de tumbas o lápidas en Madrid de forma gratuita y sin compromiso clicando en el siguiente botón. ¡Te esperamos!