Hay momentos en que el crecimiento biológico puede causar el deterioro de la piedra de una lápida. En tales circunstancias puede ser necesario limpiar la lápida. En superficies suaves y estables, las algas, el musgo, los líquenes y los hongos a veces se pueden cepillar o raspar fácilmente antes del lavado (siempre usa raspadores que sean más suaves que la piedra, como paletas de madera o brochetas de bambú). Sin embargo, la mayoría de las superficies requieren humedecer el crecimiento antes de cepillarlo suavemente. Te contamos en detalle cómo realizar la limpieza de una tumba con musgo y líquenes.

Cómo quitar la materia orgánica sobre las tumbas
Las plantas deben ser arrancadas suavemente de las grietas, y luego la tierra o los escombros en los que estaban enraizados deben ser retirados de la piedra. El sistema radicular de la planta debe eliminarse con los residuos. Si hay una masa de vida vegetal, no debes arrancarla de la piedra, seguramente la dañarás. Con cuidado, corta o retira cada sección para evitar que se desprenda cualquier fragmento de piedra suelto o debilitado.

musgo y liquenes tumbas

Soluciones de limpieza para el material biológico

Durante la última década, más o menos, se han desarrollado una serie de productos novedosos que eliminan de manera efectiva toda la actividad biológica y la mampostería sin ningún riesgo de dañar la piedra en sí. Este tipo de productos de limpieza son conocidos como limpiadores biológicos. El primer material creado en esta capacidad se llama D2 Solución de limpieza biológica. Ha sido probado e investigado por grupos como el Centro Nacional para la Tecnología y Capacitación de Preservación, con resultados muy positivos.

Un problema importante con la mayoría de los productos de limpieza es que solo limpian lo que haya en la superficie de la piedra. Sin embargo, una solución de limpieza biológica como D2 penetra debajo de la superficie exterior de la piedra para llegar profundamente a la estructura de la raíz y matar el crecimiento. Además, las soluciones biológicas son los únicos productos que también prevendrán e inhibirán el crecimiento futuro durante al menos un año, y en muchas situaciones muchos años.

Otra diferencia importante con respecto a la aplicación de D2 con casi todos los demás limpiadores de piedra, es que puede rociarse sobre una superficie de piedra seca. Dentro de unos minutos comenzará a eliminar la actividad biológica. Recuerda que el tratamiento dependerá del tipo de piedra, por ejemplo, si se trata de la limpieza de una tumba de granito, o la limpieza de una lápida de mármol, siempre debes usar herramientas suaves y no abrasivas, tampoco apliques mucha fuerza cuando esparzas el producto.

musgo liquenes en tumbas
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio