Muchos fabricantes de lápidas pintan sus lápidas antes de entregarlas. Esto le da al granito un aspecto limpio y acabado, y asegura que las letras se vean.

El color más popular para una lápida de granito y mármol (antes de pintar el mármol debes limpiarlo) es blanco con letras negras grabadas, aunque a veces solo las letras están pintadas. Las lápidas sepulcrales rara vez se pintan en colores distintos a los neutrales. No importa qué tipo de pintura usen los fabricantes, los elementos eventualmente la desgastarán. A continuación, te damos algunos consejos para que puedas repintar la lápida fácilmente:

Pasos para limpiar una lápida de granito

Materiales necesarios para pintar una lápida:

  • Pinceles
  • Palos de pintura
  • Paños
  • Pintura de piedra
  • Palitos de helados

Antes de comenzar a pintar una lápida debes asegurarte de que esté limpia para evitar errores y obtener los mejores resultados. Una de las razones principales del por qué los cementerios asustan es porque no se preservan correctamente, esto requiere un mantenimiento específico que debe realizarse al menos dos veces al año.

repintar lapida

Elige una pintura que coincida con el color actual de la piedra, blanco y negro son los colores básicos, pero si la lápida es marrón o gris, intenta obtener una muestra de pintura para comparar. Asegúrate de comprar pintura especializada para la piedra; esta pintura está hecha específicamente para recubrir piedra porosa y protegerla de la intemperie.

Extiende un paño alrededor de la lápida para evitar que gotee pintura sobre la hierba. Raspa suavemente la pintura suelta con palitos de helado, quitando tanta como puedas. Nunca uses un cepillo de alambre en una lápida; esto causa arañazos superficiales y grietas adicionales para que se desarrollen los líquenes, moho y otras suciedades.

Agita bien la pintura para mezclar el color antes de abrir. Revuelve con una espátula para asegurar un color uniforme. Sumerge tu pincel en la pintura, mojando solo las puntas; trata de no pintar sobre el metal porque esto hace que el pincel sea más difícil de limpiar. Para pintar toda la piedra, usa una brocha un poco más grande. Para pintar solo las letras, usa un pincel semirrígido.

Trabaja despacio de abajo hacia arriba, con suaves movimientos verticales. Si estás pintando tanto el cuerpo de la lápida como las letras, pinta primero el cuerpo y deja que la pintura se seque antes de pintar las letras. Para evitar manchas, asegúrate de que la pintura está seca al tacto antes de aplicar una segunda capa.

repintar lapidas
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio