Aunque la limpieza de una lápida pueda parecer una tarea bastante simple, ese no es siempre el caso. Cada vez que se limpia una tumba de forma inadecuada, un poco de la superficie se remueve en el proceso. Y si se limpia con demasiada frecuencia, toda la inscripción y los detalles podrían desvanecerse. Hoy en Limpieza de Tumbas te diremos cómo limpiar una tumba de forma correcta y cada cuánto hacerlo.

Cómo mantener limpia una tumba

Consideraciones antes de limpiar la tumba

Antes de llevar a cabo cualquier tipo de limpieza de tumba, debes determinar cuál es el objetivo del proyecto propuesto. Qué tipo de piedra vas a tratar, si puedes limpiarla por tu cuenta o si necesitas ayuda de un profesional, entre otras cuestiones.

Motivos para limpiar una tumba

La mayoría de personas desean «restaurar» la piedra o hacerla parecer nueva una vez más. Otra de las razones podría ser que quieren hacer legible nuevamente la inscripción de lápida que se ha oscurecido. O tal vez busquen traer de vuelta la belleza de una piedra o estatua que esté descolorida.

Intenta limpiar la piedra de la tumba

Si la piedra muestra signos de descamación, no debes hacer ningún cepillado o raspado como parte del proceso de limpieza. Harás más daño que bien. Si la tumba está muy deteriorada lo mejor es que contactes a un equipo de limpieza de tumbas profesional para que apliquen una solución de limpieza biológica de alta calidad y utilicen los equipos apropiados.

Mira el tipo de piedra de la que está hecha la tumba

El tipo de piedra determina qué técnica se debe utilizar para limpiarla. Las lápidas más comunes están hechas de arenisca, mármol, piedra caliza o granito, aunque hay muchas otras opciones.

cada cuanto limpiar una tumba

Cómo limpiar una tumba de manera eficaz

Independientemente del tipo de piedra que esté limpiando, la regla principal es siempre ser lo más gentil posible. Utiliza el enfoque menos agresivo para lograr los objetivos de limpieza deseados, sin dañar la piedra. Puede que no sea posible limpiar la piedra tan rápidamente como esperabas. Organismos como líquenes y moho pueden haberse asentado en la piedra durante décadas, por lo cual el tiempo que toma eliminarlos varía mucho.

Siempre comienza con agua limpia, un cepillo para fregar de cerdas suaves y raspadores de plástico.

Friega con un movimiento de órbita, para evitar rayar o arruinar la superficie de la piedra. Muchos conservadores de tumbas recomiendan comenzar la limpieza en la parte inferior de la piedra, e ir subiendo desde allí. Esto sirve para evitar manchar la piedra con el agua que se escurre. Un paso muy importante es que enjuagues la piedra completamente antes de que se seque. Pueden aparecer manchas si el agua sucia se evapora antes de enjuagar la piedra.

Nota: Antes limpiar una tumba, es esencial que obtengas el permiso de los encargados del cementerio para que puedas llevar a cabo el trabajo de una manera adecuada, sin ningún tipo de interferencia.

Mantener limpia una tumba

Junto con la limpieza regular, también es necesario dar énfasis al mantenimiento de la tumba. Con el mantenimiento adecuado puede mantener su apariencia intacta durante los próximos años, ayudando a que el cementerio tenga un aspecto agradable.

sorprendentes-cementerios
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio