El cementerio británico de Madrid se construyó en 1854 tras largas disputas entre los gobiernos de ambos países. Ubicado en Carabanchel y alejado del barullo de la ciudad, hay enterrados alrededor de un millar de personas. El British Cemetery, surge a partir de la necesidad de enterrar a cristianos no católicos llegados a Madrid, con motivo de la Revolución del Ferrocarril y del Comercio que surgía en la época cada vez más próspera.

El Cementerio de los Ingleses de Madrid

La necesidad de un cementerio para ingleses era cada vez más notable, ya que su comunidad comenzaba a alcanzar un tamaño considerable y sin embargo no contaban con un lugar en el que enterrar los cuerpos. Uno de los principales detonantes que provocó la construcción del cementerio fue la repentina muerte de Mr. Hole, uno de los secretarios del embajador inglés en España. Tras su muerte, no pudo ser enterrado en un ningún cementerio español debido a su religión y se optó por arrojar sus restos al mar en Santander. Los pescadores de la zona condenaron el acto y dejándose llevar por la superstición, que afirma que los restos de un hereje ahuyentarían los peces, recuperaron el cuerpo y lo abandonaron en la playa.

El primer cementerio protestante de España se construyó en San Jorge en Málaga en 1831. Desde entonces, estos se han normalizado en el territorio nacional. En 1954 se produce el primer entierro en el Cementerio Británico de Madrid. El difunto John Whitehouse era un joven británico de 19 años. Sin embargo, no fue hasta un año después cuando el cementerio quedó consagrado por un Obispo americano.

cementerio britanico madrid

En el cementerio británico, podemos encontrar las tumbas de personajes muy conocidos. Como la familia Loewe, propietaria de su imperio en la moda, el fundador del Circo Price o la primera actriz del teatro de la Latina. Poco a poco, este cementerio fue acogiendo cada vez más a distintas nacionalidades: diversos miembros de la realeza de Georgia, franceses e incluso altos cargos del gobierno Nipón. Este cementerio acogió a gran cantidad de personas durante la Guerra Civil, por no hablar de la Primera y Segunda Guerra Mundial, en la que un gran volumen de espías y diversos cargos de los cuerpos secretos de seguridad fueron enterrados.

Actualmente, se realizan visitas a dicho cementerio en las que se explica a los asistentes la historia del mismo, así como la de las personas que se encuentran allí enterradas. Sin duda una interesante visita en la que los asistentes pueden sacar fotos de las lápidas y panteones.

En muchos países de Europa, son muy comunes estas visitas. Los personajes que allí se encuentran, así como las diversas esculturas del cementerio, llaman la atención de los turistas y los conducen hasta allí. En Argentina, también se visitan diversos cementerios, donde la tumba de Evita Perón recibe muchas visitas. En Madrid, contamos con el cementerio de La Almudena.

¿Te has parado a pensar alguna vez qué sucedería si se realizarán visitas guiadas por todos los cementerios?

cementerio britanico
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio