Construido entre 1804 y 1809, el Cementerio General del Norte fue el primer camposanto de la capital. Su puerta principal se encontraba en lo que hoy es la calle Magallanes, y recibía a los visitantes con una gigante cruz que desgraciadamente se perdió cuando fue demolido.

Cementerio General del Norte

Su arquitecto, Juan de Villanueva, lo proyectó basándose en cementerios franceses, introduciendo el sistema de nichos para ahorrar espacio, que se sigue empleando en la actualidad. En su interior se construyó una capilla y el recinto pasó por ampliaciones en dos ocasiones.

De sus inquilinos en descanso eterno destaca el escritor y articulista Mariano José de Larra, cuyos restos en la actualidad se encuentran en el cementerio de San Justo. Fue clausurado en 1884 y demolido a principios del nuevo siglo. En 1994, durante las obras de un párking, aún se encontraron restos humanos.

Cementerio General del Norte
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.