Reanudamos esta semana nuestra serie dedicada a los cementerios desaparecidos de Madrid y lo hacemos con el General del Sur, camposanto que se encontraba en el Alto de Opañel, al otro lado de la Puerta de Toledo (lo que conocemos como Carabanchel Bajo) de la que recibía su nombre no oficial: el cementerio de la puerta de Toledo.

Se construyó en 1810 para apoyar al Cementerio general del Norte, que se quedaba sin espacio para albergar los cuerpos de los caídos en la Guerra de Independencia de 1808.

Fue clausurado en 1884 aunque se siguieron realizando enterramientos hasta 1905, para finalmente ser desmantelado en 1942, año en el que los restos de los cuerpos allí enterrados fueron llevados a La Almudena.

Debido a lo precipitado de su construcción, como medida de urgencia para enterrar a quienes ya no cabían en el Norte, su estructura no era lo suficientemente sólida, por lo que era habitual que los cadaveres recién enterrados acabaran siendo roídos por diferentes animales callejeros; horror que tuvo solución hacia 1818, cuando se reforzaron las vallas y demás arquitectura.

Este mapa actual señala el punto en el que se encontraba el cementerio, en lo que hoy es un centro deportivo y viviendas. Justo al lado se levantó el Cementerio de la Sacramental de San Lorenzo y San José.

Cementerio General del Sur
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio