Las lápidas tienden a deteriorarse con el paso del tiempo ya que están expuestas a factores climáticos como la lluvia ácida, el viento, las temperaturas extremas, etc. Estas condiciones tienen efectos perjudiciales en la lápida como la decoloración y la erosión. Por lo tanto, es imprescindible revisarla y limpiarla correctamente de vez en cuando.

Tomar las medidas adecuadas para cuidar el monumento puede ayudar a conservarlo perfectamente durante mucho tiempo. En este post te explicamos los factores que pueden desgastar las lápidas y te damos algunos consejos para prevenir que esto ocurra.

El desgaste en las lápidas

Las reacciones químicas hacen que los minerales en una roca se descompongan de varias maneras. Existen diferentes tipos:

  • Oxidación
    El hierro en los minerales que componen algunas rocas o en los cementos utilizados para unir las rocas, se oxidarán si el agua y el aire están presentes. El hierro generalmente es naranja, amarillo o marrón cuando se ha oxidado y es por eso que muchas adornos de las lápidas tienen una piel externa amarillenta.
  • Hidrólisis
    El agua de lluvia, que es ligeramente ácida debido a que absorbe el dióxido de carbono presente en la atmósfera, reacciona con algunos minerales como los más utilizados para la construcción de tumbas, provocando que éstos se descompongan en otros minerales más débiles.
  • Carbonatación
    Este proceso es una forma de hidrólisis, que ocurre cuando el agua de lluvia reacciona con cualquier mineral que contenga carbonato. Afecta particularmente a las lápidas de mármol. El agua de lluvia se cuela en las articulaciones o en las grietas y ensancha las aberturas, causando a menudo que se caigan los bloques.
erosion-lapidas-funerarias

Para proteger y hacer que una lápida se conserve durante más tiempo y mejor, presta atención a estos consejos y sugerencias:

  • A menudo se sugiere utilizar un sellador para piedras de lápidas para preservarla durante generaciones. Sin embargo, esto puede resultar contraproducente, ya que estos productos “sellan” la humedad y otros minerales también. Además, impiden que la piedra «respire».
  • No frotes la piedra con una almohadilla abrasiva o un cepillo de metal duro ya que esto podría rayar la superficie. Preferiblemente, utiliza cepillos de nylon de cerdas blandas. Ten en cuenta que es necesario lavar la piedra de abajo hacia arriba.
  • Tal vez hayas escuchado que es positivo limpiar una lápida con crema de afeitar: Aunque la aplicación de esta crema ayuda a limpiar la piedra y a resaltar las inscripciones rápidamente, es perjudicial para la lápida a largo plazo. Los productos químicos ácidos presentes en su fórmula penetran profundamente en los poros y finalmente hacen que la piedra se debilite. Además, como la crema es grasa y pegajosa, es difícil quitarla completamente con un simple lavado.
lapidas-funerarias-erosion
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio