Los cementerios, protagonistas del necroturismo en los últimos años, acogen a numerosos familiares y seres queridos en torno al Día de Difuntos.

En Europa, las rutas de cementerios se incrementaron los últimos años, considerándose una parte importante tanto a nivel social como cultural. Sus principales turistas no los visitan únicamente por su auténtica arquitectura, sino también por las historias y leyendas que hay en torno a algunas misteriosas tumbas.

Hagamos una ruta por las tumbas más interesantes, desde las más antiguas hasta las más modernas.

Conoce y visita estas siete tumbas que encontrarás en la península:

La Tumba de Cerdá

Tumba del ingeniero Ildefons Cerdà, responsable del proyecto el Eixample o Distrito del Ensanche en Barcelona. Para rendirle homenaje, su propia lápida de mármol es una reproducción del Eixample.

Pirámide de Pilar Soler

Tumba de estilo egipcio perteneciente a finales del siglo XIX, siglo donde se puso de moda este diseño en Europa. Capta la atención de los turistas, ya que no abundan este estilo de arquitectura dentro de los países europeos. La tumba de Pilar Soler la podemos encontrar en el cementerio de Montjüic en Barcelona. Su diseño es obra de Leandre Albareda, que añadió elementos decorativos como el disco solar alado con serpientes, además de ser el artista que diseñó precisamente el cementerio de Barcelona en 1883, el cual  se inauguró en la ladera sur de la montaña de Montjuïc.

Tumbas de conchas

En el cementerio de San Jorge, cementerio inglés situado en la Málaga destacan las tumbas de las conchas, llamadas así porque toda su cubierta está compuesta de las mismas. Este tipo de tumbas se encuentra en la parte más antigua del cementerio, y su diseño se debe a que debido a la escasez de materiales se cubrían con conchas marinas. Fue catalogada en 2010 como Bien de Interés Cultural. En el cementerio podremos encontrar tumbas emblemáticas como las de  Robert Boyd y el matrimonio de Gamel Doorsey y Gerald Brenan.

Panteón de Farreras i Framis

El panteón de Francesc Farreras i Framis perteneciente al cementerio de Montjuic, en Barcelona, llama la atención por la figura tan realista esculpida sobre la tapa del sepulcro. Creada por Rossend Nobas, retrata en su escultura un esqueleto cubierto por un sudario, en el que tan solo se puede apreciar el rostro y la mano. 

Panteón de los Almonacid

Panteón de los marqueses de Almonacid, donde yacen Amalia de Llano y Dotres, condesa de Vilches, quien fue retratada por Federico de Madrazo.

En este panteón, situado en el cementerio de San Isidro de Madrid, llaman la atención varios leones esculpidos sobre el mismo, siendo poco común ver este tipo de felinos en los cementerios.

Mausoleo de Antonio P. C.

En una era más moderna, encontramos esta tumba perteneciente a P.C, “El Pirata de los Camiones”, donde podemos observar un vehículo todoterreno pintado de azul (réplica de aluminio a tamaño natural de un Audi Q5) junto a su escultura, con su tabaco, sus teléfonos móviles y todos los objetos que le caracterizaban en vida.

La Peineta

Tumba muy conocida perteneciente al cementerio de Ávila. Y es que a nadie deja indiferente el lugar de descanso del difunto que decidió colocar en su lápida una escultura con un gesto tan peculiar. A algunos les horroriza, por irrespetuosa y de mal gusto; mientras que otros aplauden la última gracia o ironía del difunto. Sea como fuere, si visitas el camposanto, seguro que no te pasa desapercibida.
​Si te interesan los cementerios, querrás evitar que el lugar donde descansan nuestros seres queridos se convierta en un lugar descuidado. Para ello, es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida.  Reserva ahora de una limpieza de tumbas en Madrid y rinde homenaje a tus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.