Todos tenemos en mente cómo son los entierros normalmente en los países europeos, realmente pueden llegar a considerarse como muy tradicionales y conservadores, pero qué pensarías si te digo que en los Balcanes, la gente aprovecha el entierro de cualquier persona para ponerse a beber en el cementerio, hoy descubrirás ésta y muchas más rarezas de la forma en que se entierran a las personas en La Península Balcánica, teniendo algunos de los cementerios más fascinantes.

UN POCO DE CONTEXTO

La Península Balcánica es una de las tres penínsulas europeas del sureste de Europa, el espacio que ocupa comprende 13 países, algunos en su totalidad y otros parcialmente, por ello la diversidad de idiomas y culturas es evidente. Está rodeado por varios mares; el Mármara y el Negro al este, por el Egeo al sur, y el Jónico y el Adriático al oeste.

QUÉ PASA CUANDO ALGUIEN MUERE

Es muy extraño pensarlo, pero si es una mujer, ya desde antes se ha seleccionado y escogido, en muchas ocasiones, cuidadosamente el vestido con el que será enterrada. Lo primero que se hace es que en la casa, algún familiar o amigo muy cercano limpia y organiza el cuerpo de la persona fallecida. También el sitio donde descansarán los restos ha sido escogido desde hace años, es solo cuestión de excavar la fosa, trabajo del que se encargará, seguramente, un grupo de amigos.

Cuando el ataúd se encuentra en casa, los espejos deben estar cubiertos, para que, según se piensa, la persona no se pueda reflejar y “llenar su alma de tristeza”. El silencio que se debe mantener durante la vigilia es sepulcral, ni pensar en encender la radio o televisión, deben sufrir la pérdida de una forma muy solemne.

cementerios cantina

EL BANQUETE FUNERARIO

También es muy cierto que cuando alguien se ha muerto, las vecinas y las mujeres de la casa se lucen cocinando los mejores platillos, los más típicos, porque desde ya saben que vendrá mucha gente. Son muy conocidos los chistes acerca de las personas que sólo se interesan en asistir a la casa de la persona fallecida solo por comer bien, es que realmente las mujeres se esmeran con toda la comida que preparan para este momento.

LA CASI CANTINA EN EL CEMENTERIO

En el momento en que se llega al cementerio y el ataúd empieza a ser enterrado, los gritos de “dolor” de muchas mujeres del pueblo empiezan a dejar sordo a más de uno, en ocasiones, son las mismas mujeres las que siempre lo hacen, siendo esta una forma de mostrar su dolor, o de ganarse la vida, ya que algunas cobran por hacerlo.

Cuando ya el féretro ha sido enterrado, las personas se arremolinan en unas especies de carpas, en donde una a una recibirá una copa de vino y un pastel de pasta dulce de trigo (panija), todo ello en honor al alma de la persona. Estos puestos de comida son organizados en la mayoría de ocasiones por los más jóvenes de la casa.

Una de las cosas más sorprendentes es que, como sea, toda la familia del fallecido se reúne y de no ser así, para quienes no puedan ir, se les prepara una grabación con todos los detalles del día. Lo que se hace habitualmente es contratar a alguien, quien se encargará de grabar lo que vaya aconteciendo, luego todo se pasará a un DVD que después será enviado a los familiares o amigos más cercanos que no han podido asistir. Aunque aún no es muy popular aquí los funerales por streaming de seguro ya se irán también convirtiendo en la opción favorita para este tipo de situaciones.

Y QUÉ PASA CON LAS LÁPIDAS

Cuando llega la hora de mandar a hacer las lápidas es cuando más creatividad imprimen las personas de esta zona, la verdad es que en muchas ocasiones se toma hasta como una competencia, es decir, “mi tumba es la mejor”, “hay que hacer la lápida más llamativa porque hay otras mejores”, parece algo banal pero lo cierto es que se preocupan mucho por este tema.

Algo muy peculiar y que llama bastante la atención es que además del nombre de la persona fallecida, siempre se escribe la profesión a la que se dedicaba, por eso no es nada raro ir a un cementerio y leer en las lápidas: “Profesora”, “Electricista”, “Futbolista”. Y según la profesión, así mismo se aprovecha para decorar o diseñar la lápida.

Muy seguramente las lápidas más grandes y llamativas las encontrarás en los lugares VIP, porque sí existen y es donde se encuentran las tumbas de las personas con más dinero de la zona. También es VIP porque hay personajes importantes de la historia como militares de la I Guerra Mundial. Tener un lugar en este sitio es un gran orgullo pero no cualquier puede darse este “lujo”.

EL DESPUÉS

Es muy importante en muchas de estas zonas aclarar y establecer bien los días en que realizarán la visita a la tumba, no solo el día sino la hora, es un asunto tomado como algo sagrado, y se sabe que cuando una persona de la familia falta a algunos de esos días lo más seguro es que alguien lo llame a saber por qué faltó, y no falta quien haga uno que otro reclamo.

Algo muy importante son las flores, no es que no le lleven a sus seres queridos, lo que ocurre es que tienen que ser ramos pares, con los que se simboliza el cierre del ciclo de la vida, los ramos impares se pueden llevar pero para bodas u otro tipo de fiestas.

El ir al cementerio no es excusa para no fumar, las personas que van se pueden pasar horas en este sitio, y para llevar el tiempo encienden uno, dos o quizás hasta tres cigarros, luego, después de derramar un poco de Rakija (bebida típica de la zona) se toman una copita de esta bebida para no perder la costumbre.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio