Sabemos que lidiar con el fallecimiento de algún familiar, amigo o incluso un conocido es algo que nos cuesta muchísimo. Nos cuesta enfrentarnos a la muerte, nunca vamos a estar preparados 100% para pasar estos momentos. Sin embargo, existen personas cuyo oficio los tiene día a día lidiando con lo que nosotros evitamos: la muerte. La industria funeraria genera muchos puestos de trabajos que no son para cualquiera, requieren de un temple y personalidad bastante fuerte como para poder asimilar todas las situaciones a las que están expuestas, especialmente la de lidiar con un fallecido y lo requisitos de sus familiares. En Limpieza de Tumbas te contamos en qué consisten algunos de estos trabajos.

Conductor coche fúnebre:
Tal como su nombre lo indica, este trabajo consiste en trasladar a la persona recién fallecida al cementerio o del centro de velacion al lugar de entierro. Mientras a muchos nos puede resultar aterrador tener un pasajero así en nuestro coche cuando estamos solos, la mayoría de conductores de coches fúnebres ya están acostumbrados y realizan este tipo de recorridos unas cuatro veces al día.

Cremador de cuerpos
Últimamente la cremación es una práctica muy común cuando fallece alguien debido a que no solo es más económico, sino que además permite que los familiares puedan guardar una cercanía con sus seres queridos al llevarlos en una urna y guardarlos en su casa o algún lugar donde lo puedan ver y recordar. Las personas encargadas de este proceso están constantemente expuestos a cadáveres que tienen que manipular para iniciar la reducción de sus cuerpos a cenizas.

Cuidador de cementerio
Todos sabemos la carga energética que sientes cuando visitas un cementerio. Estos lugares suelen estar rodeados de mitos, historias y rituales que nos producen cierto recelo y nos hacen querer huir de ahí lo antes posible. Estando consciente de esto, piensa en las personas que tienen que pasar ahí 8 horas de su día o incluso en los turnos de la noche cuando todo está vacío ¿Qué cosas extrañas habrán visto? ¿Cómo manejan el miedo? ¿Te imaginarías con un trabajo así?

trabajos funerarios

Tanatopraxia
Este nombre que puede sonar algo técnico no es más que el oficio que se dedica a maquillar a los muertos para su velación. El cuerpo, al fallecer se endurece, empieza a expulsar líquidos por sus orificios y se torna amarillo. El trabajo de esta persona es peinarlos, ponerles colorete e incluso pintarles las uñas, todo lo que sea necesario para que el difunto tenga una buena imagen y reduir el shock de sus familiares al verlo.

Limpieza de tumbas: 
Nos suele pasar que cuando vamos a visitar al cementerio a nuestros seres queridos el lugar donde descansan producto de el polvo y la lluvia se ha transformado en un lugar deprimente y sucio. Por eso existen servicios como el de limpieza de tumbas en el que un grupo de profesionales se encarga de realizar el mantenimiento necesario a la lápida para que tenga un buen aspecto. Si ya limpiar nos resulta una tarea algo desagradable e incómoda, imagínate tener que hacerlo dentro de un cementerio.

funerarios trabajos
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio