Las labores de limpieza profesional de nichos son necesarias cuando el paso de los años deteriora la piedra natural. Cuando paseamos por los cementerios es común observar muchas tumbas y lápidas que se encuentran deterioradas por efecto del tiempo y medio ambiente.

Los problemas de suciedad y deterioro en las lápidas

Muchas losas de piedra natural presentan hongos, óxidos de hierro, grasa y todo tipo de daños estructurales como son las grietas y fisuras. Nuestros seres queridos merecen el mejor recuerdo: una lápida limpia, en buen estado de conservación y que no presente dejadez.

limpieza de tumbas nichos y panteones

En muchas ocasiones, la falta de limpieza en cementerios de tumbas no ocurre por abandono, sino por falta de experiencia en los tratamientos de limpieza y mantenimiento utilizados en la piedra natural. Es importante recordar que antes de utilizar productos químicos, debe realizarse una valoración del material y evaluar el estado de conservación para así definir el tipo de tratamiento ideal. Cuando la causa que ataca a la piedra es grave, la mejor solución es una empresa de mantenimiento profesional de nichos.

Un correcto mantenimiento y limpieza de nichos y lápidas 

Una empresa profesional en servicios de limpieza deberá considerar el tipo de material a tratar: no es lo mismo limpiar un nicho de mármol, una roca sensible a los productos ácidos, que un nicho de granito, una roca sensible a oxidaciones y grietas. Cada una tiene sus características particulares y estas deben ser atendidas con el mayor cuidado.

Tipo de piedras naturales en nichos

El mármoles una roca natural blanda y carbonatada de colores claros que al contactar con la atmósfera, el agua de lluvia y el viento, se va deteriorando poco a poco. Este deterioro provoca que la piedra se oscurezca, pierda brillo y se vuelva opaca y carente de vida. El mármol cuando está recién instalado es un material hermoso, pero requiere de mantenimiento profesional.

limpieza de tumbas en cementerios

Sin embargo, el granito es una roca dura y resistente compuesta de tres tipos diferentes de granos minerales (cuarzo, feldespato y micas). Esta piedra no es tan vulnerable en contacto con la atmósfera y los agentes externos. Pero tiene un punto débil, a pesar de tener mayor dureza que el mármol, es más frágil. Esto se debe a estar compuesto por pequeños granos minerales unidos entre sí de tamaño y dureza diferentes.

Un servicio profesional de limpieza de lápidas

Una vez evaluado el tipo de material, lo siguiente es considerar el grado de deterioro y suciedad. Puede tener tierra, telarañas, polvo, y residuos generados por la misma piedra que deben tratarse de forma específica.

Si es granito, es conveniente observar que la lápida o losa no tenga grietas. El agua y los productos químicos pueden entrar en las fisuras, empeorando y acelerando el proceso de deterioro.

Material tipo granito pulido y en bruto: 

Para el primer caso, el profesional utilizará productos de pH neutro, y para los casos de la roca ígnea en bruto, pH ácido.

Material de mármol: 

Los residuos del mármol pueden retirarse con abrasivos mecánicos, teniendo en cuenta que al ser una roca blanda conviene tener experiencia de pulimentado. Por otra parte, no deben utilizarse productos corrosivos que reaccionen con el carbonato cálcico, como son los productos ácidos o la lejía.

Material de acero inoxidable o bronce: 

Este material se presenta en su mayoría en elementos y letras de la lápida o nicho; es importante tener especial cuidado durante la limpieza para evitar deteriorar el material con el uso de producto ácidos.

Nuestra recomendación es que si necesitas una limpieza de lápidas o tumbas, te pongas en contacto con profesionales, como los de Limpieza de Tumbas. Pide un presupuesto gratuito de limpieza de tumbas o lápidas en Madrid de forma gratuita y sin compromiso clicando en el siguiente botón. ¡Te esperamos!

quiero contratar servicio