El material del que está hecho una tumba o lápida es muy importante, ya que no solo va a determinar el aspecto físico y la imagen de la tumba sino que tendrán un impacto directo en su duración, dependiendo del tipo de ambiente y clima al que vaya a estar expuesto. Para ayudaros a entender mejor lo distintos materiales de una lápida, vamos a hablaros sobre un tipo de piedra muy común en la construcción y en las tumbas: la piedra novelda.

Características y curiosidades de la piedra novelda

Para la construcción se suelen utilizar distintos tipos de materiales como las piedras porosas y piedras no porosas. En este caso, la piedra novelda es porosa, lo que significa que permite que se filtre un poco el agua a diferencia del mármol que es no porosa. Este es el primer aspecto que hay que considerar a la hora de limpiar la lápida ya que en esos pequeños huecos se filtra la humedad o suciedad lo que dificulta mucho la limpieza.

Su característica porosa también afecta a la durabilidad aunque ésta varía según el tipo. Por ejemplo, La Bateig Llano y La Piedra Portazgo tienen una durabilidad baja, mientras que la Bateig blanco y azul, al igual que la Piedra Almorquí  son casi indestructibles y solo se ven afectadas en condiciones realmente extremas.

La piedra novelda se suele extraer de Alicante y podemos apreciar su uso en varios monumentos y construcciones emblemáticas  de España como El Banco de España, El Palacio de Linares,  Palacio de Comunicaciones, etc. También se utiliza mucho en las lápidas y mausoleos que se  encuentran en el Cementerio de La Almudena.

¿Qué tipo de piedra se debe utilizar para una lápida?

En realidad, no hay una respuesta correcta. El tipo de piedra a escoger depende de la persona, los gustos, el presupuesto y el clima al que vaya a estar expuesta.

Sin importar el tipo de piedra o material que se escoja, la clave para que una lápida no se deteriore y dure más con el paso del tiempo es realizando un mantenimiento anual. Esto evitará que se borren los nombres de la persona y que la suciedad haga que tenga un aspecto triste y descuidado.

material tumbas
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio