Los cementerios son los lugares diseñados para conservar los restos y la memoria de nuestros seres queridos. Es agradable que no te den una sensación de miedo o muerte, sino más bien te ayuden a mantener vivo el recuerdo del que habite allí. Es por eso que la limpieza de este lugar es muy importante, para evitar que tenga un aspecto lúgubre y triste. A continuación, te damos algunos consejos relacionados con la limpieza de los cementerios.

Motivos para realizar una limpieza de tumbas y lápidas
¿Por qué limpiar las tumbas y lápidas?

La primera pregunta siempre debería ser: «¿esta piedra realmente necesita limpieza?» A menudo las personas confunden la pátina de la edad con «suciedad». Quieren que las piedras de mármol, por ejemplo, sean tan blancas como cuando se compraron originalmente, y esto es un error. Esta limpieza agresiva no solo causa daños irreparables, sino que también destruye la pátina de la piedra, y la historia. Además, la causa de mucho crecimiento biológico es la sombra creada por el denso follaje de los árboles que generalmente no pueden o no deben quitarse del cementerio. En consecuencia, una vez que empiezas a limpiar, descubres que debes limpiar las piedras cada pocos meses, y cada limpieza, sin importar cuán suave sea, tiene el potencial de causar daño adicional a la piedra. Entonces, puedes decidir que es mejor dejar una piedra sucia en esa condición.

Hay momentos en que el crecimiento biológico puede estar causando el deterioro de la piedra. En tales circunstancias, puede ser necesario limpiar la piedra. Las algas, los líquenes y los hongos, que pueden ser verdes, negros, grises, amarillos, rojos, anaranjados, marrones o azules, pueden ser peligrosos para las lápidas porque atrapan la humedad sobre (y debajo de la superficie) de la piedra. También secretan ácidos que pueden disolver piedra caliza, mármol, arenisca, hormigón y mortero. Y pueden insertar sus «raíces» en los poros de la piedra. Estos crecimientos se hincharán y encogerán en respuesta a la humedad, lo que provocará grietas y desprendimiento de la piedra. No es lo mismo limpiar una lápida de piedra natural que otra que no lo es.

limpieza-necesaria-cementerios

Quitar materiales orgánicos

En superficies lisas y estables, las algas, los líquenes y los hongos a veces se pueden cepillar o raspar fácilmente antes de lavarlos (siempre usa raspadores más blandos que la piedra, como palos de madera). La mayoría de las superficies, sin embargo, requieren humedecer el crecimiento antes de cepillarlas suavemente, o rasparlas de la piedra. Las plantas deben sacarse suavemente de las grietas o recortarlas, y luego la tierra o los restos en los que se enraizarán deben cepillarse de la piedra. Si hay una gran cantidad de plantas, no solo tires de la piedra, seguramente la dañarás.. Cuidadosamente recorta o separa cada sección, para evitar que se desprendan los fragmentos sueltos o debilitados de la piedra.

limpiezas-cementerios
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio