Una de las primeras cosas que puedes ver cuando entras en un cementerio son los llamativos colores de los diferentes tipos de flores.  Todas las personas intentan adornar la tumba de su ser querido de la mejor manera, siendo las flores una de las más típicas en todo el mundo. Pero ¿alguna vez te has preguntado por qué se decoran las tumbas con flores? Si es así, hoy descubrirás la sorprendente razón.

A pesar de que llevar flores al cementerio es percibido como algo normal, muy pocos conocen de dónde proviene esta tradición. La verdad es que la falta de información sobre las plantas a lo largo de la historia ha dificultado dicho hallazgo.

La primera tumba a la que llevaron flores

Según estudios, la primera tumba a la que se llevaron flores remonta a 13.000 años, en Israel durante la Edad de Piedra. Desde este acontecimiento, la sociedad ha adoptado el hábito de usar flores para dejar en los cementerios. También es cierto que las flores en la antigüedad ayudaban a disimular el olor de la muerte, y de esta forma cumplían una doble función.

decorar tumbas

¿Por qué se llevan flores al cementerio?

Se ha llegado a la conclusión de que las flores son una forma de “reivindicación” del ser humano después de la muerte. No existen lugares en el mundo donde cualquier situación relacionada con la muerte no  sea señalizada con flores.

Existe otra hipótesis acerca de la utilización de las flores en los cementerios. Se dice que, según un texto bíblico, las flores se asemejan al hombre en el transcurso de su vida. Pueden llegar a florecer pero en algún momento tienen que morir para dar paso a nuevas flores.

Las personas llevan flores al cementerio como una forma de homenajear a sus seres queridos. Es una de las maneras en que se demuestra que el recuerdo de esa persona aún sigue vivo.

Oras maneras de decorar una tumba

Aunque las flores nunca van a dejar de usarse para decorar las tumbas en los cementerios, existen otras formas de hacerlo. Actualmente, se pueden encontrar lápidas impresionantes por todo el mundoepitafios graciosos y originales y decoraciones personalizadas que parecen sacadas de películas.

No es extraño que, por ejemplo, a una persona que le encantaba el fútbol tenga alguna pegatina, dibujo o color de su equipo favorito en su tumba. Es otra de las maneras que se tienen de rendir un homenaje y de recordar a ese ser especial.

Lo único cierto es que puedes decorar una tumba o lápida como mejor te parezca, lo que importa es que exista un bonito recuerdo de tu ser querido. Lo que sí es indispensable es que el lugar donde descansa esa persona especial se encuentre limpio. No vale de nada que la tumba esté muy bien decorada o que tenga muchas flores si lo único que se ve es la suciedad.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio