Cuando paseamos por un cementerio, llama mucho la atención los grandes mausoleos y esculturas que tienen cientos de años ahí. Genera mucha intriga saber a quién rinden homenaje con esas imponentes lápidas y qué habrán hecho esas personas en vida para merecerlas. Por lo general, se suelen ubicar a los personajes más importantes a la entrada de los cementerios, sean políticos, famosos, militares o santos.

Sin embargo, son precisamente estas tumbas más importantes las más antiguas del cementerio por lo que el paso del tiempo se ve evidenciado en su aspecto: sucias, rotas, con ramas secas, etc. Esta mala imagen hace que la lápida contribuya a un ambiente lúgubre en todo el cementerio y de ahí se originan todas las historias y mitos terroríficos que rodean este tipo de lugares. Pero ¿Por qué se deterioran las lápidas? Hoy en Limpieza de tumbas te contaremos algunas de las razones principales por las que esto sucede así como las formas de contrarrestar los efectos del tiempo en las tumbas.

desgaste de lapida

El entorno ambiental
Como los cementerios suelen encontrarse en exteriores, un factor importante es el clima al que las lápidas van a estar expuestas: si es muy lluvioso, húmedo, si hace frío, etc. Por esto es necesario informarse bien sobre el tipo de materiales de lápidas para escoger uno que sea más acorde al lugar donde se va a encontrar la tumba.

El tipo de material
Siguiendo lo que comentamos anteriormente, el tipo de material de la lápida es crucial para que dure a lo largo del tiempo.  El granito es lo más usado en estos casos, ya que pese a que el mármol es mucho más elegante no resiste tanto a la erosión y la lluvia ácida. Existen otros materiales como el cuarzo y la arenisca que también son utilizados aunque es menos frecuente.

La ubicación
De igual forma la ubicación del cementerio influye ya que si está en un lugar donde pasan muchos coches y hay smog el color y material se deteriorará mucho más rápido. Sucede también si el cementerio está ubicado en lo alto de una montaña puesto que el viento es un elemento que también influye en el deterioro prematuro de las lápidas.

La mejor manera para hacer que la tumba permanezca más tiempo en buen estado es realizando una limpieza y mantenimiento periódico. Eso sí, hay que utilizar los materiales adecuados para limpiar una tumba ya que si usamos uno incorrecto podemos terminar perjudicándola más.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio