Todos los eventos que giran alrededor del funeral de un ser querido están llenos de tradición y de muchos símbolos. Sin embargo, dado que son prácticas que han pasado de generación en generación es probable que existan cosas que simplemente hacemos pero no interiorizamos el por qué, simplemente las repetimos de forma automática. Detrás de cada uno de estos rituales hay un significado y hoy vamos a ver uno de ellos y el motivo por el que se realiza. Quizá entender el origen nos ayude a superar la pérdida de un familiar cercano.

​El simbolismo en los funerales

porque se entierra el ataud

Enterrar el ataúd en la tierra es un ritual funerario que se repite en distintas culturas y religiones y aunque cada uno lo justifique de distinta forma, lo cierto es que la forma de proyectarlo es muy similar.

Para los judíos, se deben tirar 3 o 13 paladas de tierra sobre el cadáver (ataúd) ya que eso está relacionado con los 3 niveles del alma. Durante el entierro se debe recitar un salmo que habla de la transición de la tierra al cielo.

Se trata de volver al origen
En la religión cristiana también se repite la acción de tirar tierra sobre el cadáver y muchos lo relacionan con el pasaje que recita «De cenizas a cenizas, de tierra a tierra» o la más popular «del polvo vienes y en polvo te convertirás». Esto representa lo efímero de la existencia y que todos volvemos a nuestro origen, la tierra, porque solo estamos aquí de paso.

Simbolismo no religioso
También existen las personas ateas (aunque con influencia religiosa) que también practican este ritual de echar tierra sobre el ataúd. Lo hacen por varias razones pero una de las principales es sabernos parte de la naturaleza y al morir volver a ser parte de ella o simplemente manifestar el cierre de un capítulo al cubrirlo y enterrarlo.

La finalidad ante todo
Sea cual sea la razón por la que se entierra un cadáver en la tierra, la realidad es que es una forma práctica de que el cuerpo atraviese por sus fases de descomposición de forma que no afecte su alrededor, abonando la tierra y cerrando los círculos de la vida.

Lo que viene después del entierro
El ritual para despedir a un ser querido no queda ahí. Se debe colocar una placa o lápida de mármol para identificar fácilmente el lugar donde reposan nuestros seres queridos. Además, se dejan flores en la tumba con cierta frecuencia, se realizan misas o vistas especiales como en el día de todos los santos. Esto nos ayuda a recordar con cariño a las personas que fueron parte de nuestra vida y convivir con su ausencia y recuerdos de forma alegre.

​Una forma de simbolizar que recordamos con cariño y respeto a nuestros familiares que han fallecidos es manteniendo sus tumbas y lápidas en buen estado

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio