La muerte de una persona suele ser un hecho traumático. La pérdida de un familiar o amigo y el proceso del duelo es duro, y en ocasiones, incluso traumático. Si la muerte se dio por una enfermedad, es probable que fuera prevista por sus médicos y el proceso obligará a la persona afectada a permanecer en el hospital en sus últimos días de vida. Si la muerte fue por accidente, todos sabríamos a quién recurrir. El 112 se ocupa de estos casos en los que sería necesario que el equipo de investigación y forenses realice las tareas necesarias. Pero, ¿qué ocurre cuando alguien fallece de forma natural? ¿A quién debemos acudir?
que hacer despues una muerte

El procedimiento a seguir tras un fallecimiento natural

Hoy te contamos qué debes hacer cuando una persona muere de forma natural, qué ocurre después y cuáles son los pasos a seguir. El primer paso cuando una persona muere es contactar con un médico, preferiblemente el último que trató al fallecido. Este o cualquier otro debe de realizar el chequeo post mortem y conceder el certificado de defunción. Este documento es fundamental para acreditar el fallecimiento en el Registro Civil y debe constar de:

– La identidad del doctor del médico que lo excede y los datos de su colegiación.
– La identidad del difunto y los documentos de los que se disponía para comprobarla, así como la firma de la persona que los proporcionó.

Posteriormente, se debe acudir a la funeraria. Debemos de comunicar que el fallecimiento se ha dado por muerte natural e inscribir la defunción en el Registro Civil con la  fecha, la hora y el lugar de la defunción. De este modo nos darán permiso para enterrar o incinerar el cuerpo.

Una vez autorizado el entierro, los familiares, la empresa funeraria pagada por estos o la empresa seleccionada a través del seguro, elegirán el ataúd o féretro. Se trasladará el cadáver y se pagará la tasa correspondiente al cementerio, antes del entierro o incineración.

También se debe solicitar la Declaración de Herederos o Testamento al notario y una vez firmado este documento se procederá al reparto de la herencia. Hay que liquidar el impuesto de sucesiones en el plazo de seis meses.

despues de una muerte
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio