Continuamos con nuestra serie de artículos de rituales funerarios por el mundo, como ya recordaréis en anteriores ocasiones ya os hablamos de las prácticas de los  stripteases en funerales en China y hoy vamos a volver a retomar la vertiente más orientada a las prácticas realizadas por tribus como por ejemplo las costumbres funerarias de los yanomami.

En esta ocasión vamos a hablar de la etnia Dani (o ndani) de Papúa Nueva Guinea y que actualmente es popular al ser muy visitada por los grupos de turistas que visitan la isla. Entre sus características destaca su fuerte arraigo a la agricultura, la cual realizan principalmente con utensilios de piedra. En cuanto a animales el cerdo es un componente vital, tanto en la alimentación como en su economía de trueque, ya que es considerado un bien de gran valor y no son pocas las ocasiones en las que forma parte de la dote.

papua nueva guinea

Pero sin lugar a dudas por lo que es más conocida la tribu Dani es por su ritual funerario. Una vez que ocurre un fallecimiento el sacerdote de la tribu visita a la familia y procede a la amputación de la falange de los dedos de la mano como demostración del dolor que sienten por la pérdida del ser querido. Dependiendo de cómo sea la reacción de la persona se puede amputar uno o más dedos. Luego con estos dedos amputados se realiza un collar con cabello y se le coloca al cadáver antes de ser enterrado.

Aunque en la actualidad esta práctica de mutilación está prohibida y prácticamente en desuso desde que empezaron las expediciones de misioneros a la tribu, aún a día de hoy se pueden observar las secuelas en habitantes de la tribu a los que se han realizado las amputaciones.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio