Con el tiempo, todos los servicios y rituales modernos evolucionan. No celebramos Navidad de la misma forma que lo hacíamos hace 20 o 50 años. De la misma forma pasa con Reyes, Semana Santa y otras festividades que se han mantenido como una tradición a pesar de su constante evolución. Los rituales funerarios no se podían quedar atrás y la forma en la que lidiamos con la muerte de nuestros seres queridos también ha ido cambiando con el pasar de los años.

Actualmente, tratamos de sobrellevar la muerte de un familiar de una forma más rápida y distante en comparación con décadas pasadas cuando los velatorios se llevaban a cabo durante varios días y de cierta forma se vivía más intensamente la pérdida. Ahora más bien se trata de evadir los sentimientos y salir rápido del trámite para poder seguir con nuestras vidas. Incluso existen empresas especializadas en encargarse de todo para que el familiar esté lo menos involucrado posible en todo el proceso.

Si estos cambios son buenos o malos depende de cómo lleve cada persona su duelo. Sin embargo, existen tendencias en crecimiento ligadas al mundo funerario que vale la pena conocer para saber si van de la mano con nuestras creencias y gustos o no.

tendencias servicios funerarios

Evolución del mercado funerario

Ataúdes ecológicos
Durante mucho tiempo las personas se centraban en comprar ataúdes de gran calidad que duraran para siempre. Sin embargo, con el crecimiento de la conciencia ambiental, las personas han buscado alternativas que permitan que el material de los ataúdes sea sostenible y tenga un menor impacto ambiental. A partir de ahí se crearon los ataúdes ecológicos que son biodegradables hechos de cartón y celulosa que con el pasar de los años se desintegran y se convierten en abono para la tierra.

La vida después de la muerte
Existen muchas peticiones raras de difuntos. Piden ser enterrados en algún lugar particular, tener rituales funerarios extraños antes de enterrarlos o simplemente esparcir las cenizas en el mar o la cima de una montaña. Sin embargo, para aquellos que pidieron renacer, quizá su deseo no esté muy alejado de la realidad. Existe una empresa que transforma los restos de la persona en una semilla que con los años se convertirá en un árbol. Es una gran forma de contribuir a la reforestación de nuestro planeta y un hermoso detalle para los familiares que pueden recordar a los que ya no están a través de un gran árbol que les de sombra, frutos y que incluso pueden abrazar.

Transformarse en un diamante
Para los difuntos o familiares con gustos más exóticos y menos ambientalistas, también existen empresas que transforman las cenizas de nuestros seres queridos en lujosas joyas que podemos llevar siempre con nosotros.

Nuevas prohibiciones de la Iglesia
Hace pocos meses, el Papa Francisco firmó un nuevo documento en el Vaticano donde se pide a los católicos no esparcir las cenizas de los difuntos ni tenerlas guardadas en casa o sacarlas a pasear en la cartera o alguna bolsita como muchas familias suelen hacer. Este decreto sí que puede modificar algunos de los planes y tradiciones familiares que muchas personas mantenían, obligándolas a retomar rituales funerarios más tradicionales.

Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio