Una lápida conmemora a un ser querido durante muchos años. El diseño no solo debe reflejar los gustos personales del fallecido, sino que debe representar la forma en que vivieron su vida. Cuando llegue el momento, tendrás que tomar la mejor decisión sobre qué tipo de lápida elegir, sobre el material y el acabado principalmente. El propósito de esta guía es ayudarte a tomar una decisión más informada sin dejar que tus emociones nublen tu juicio.

tipos de lapidas según el material y el acabado

Tipos de lápidas según el material

El material de la lápida es un elemento muy importante a tener en cuenta, ya que puede afectar sus opciones de colocación, las propiedades visuales del diseño e incluso su limpieza. Además, la durabilidad de la piedra o el metal puede afectar significativamente la longevidad.

Granito

El granito es una piedra de gran adaptabilidad. Se puede encontrar en multitud de colores y acabados y es muy resistente con una gran duración. Posiblemente la más duradera. Ya que se puede encontrar en muchos sitios y es muy accesible, eso hace que sea la más barata.

Mármol Blanco

Cómo todos sabemos, el mármol blanco tiene una composición que lo hace brillante y unas texturas azules y grises las cuales parecen venas. Se caracteriza por un acabado frotado para que se vea y se sienta suave. Es una piedra frágil por lo que no debería colocarse en lugares húmedos.

Nebresina (Piedra Caliza)

A lo mejor el nombre no te suena pero es un tipo de piedra caliza de tono beige. y tiene un acabado liso al igual que el mármol blanco. Aunque no son tan resistentes y duraderas cómo el granito y el mármol, hay multitud de ellas en los cementerios.

Piedra de Portland (Caliza)

También es un tipo de lápida de piedra caliza (gris), cómo la anterior, pero en este caso, se endurece y se decolora con el tiempo. Por ese motivo siempre se verá desgastada. Este tipo de lápidas requiere cortes profundos y en mayúsculas en lo que a las inscripciones se refiere, para que se veo mejor debido a la coloración. Se usa frecuentemente en los cementerios.

Bronce

Las lápidas de bronce se están volviendo cada vez más populares debido a su resistencia. El bronce se oscurece naturalmente con el tiempo; sin embargo, requiere muy poco mantenimiento. Suele ser más caro que el granito.

Tipos de lápidas según el acabado

Elegir el acabado es tan importante como elegir el material y tendrá un impacto significativo en la durabilidad y la apariencia de la lápida.

Pulido

Las lápidas pulidas son lisas y brillantes. Debido a eso mismo, especialmente a la brillantez, no es muy común en los cementerios ya que esa superficie reflectante puede no contrastar con el resto de lápidas y piedras. Independientemente del material, las lápidas pulidas requerirán limpieza y mantenimiento regulares.

Parcialmente pulido

Las lápidas parcialmente pulidas solo están pulidas en la inscripción y el área de la base. En cualquier otro lugar se puede aserrar, lijar, arenar o frotar. Este efecto se utiliza para enfatizar el epitafio y las imágenes.

Afilado

Los acabados afilados son suaves, pero no reflectantes, un efecto que se logra al eliminar parcialmente el esmalte con polvo. A menudo se usan con lápidas que tienen tres o más colores para darles más profundidad. Los acabados afilados generalmente se permiten en los cementerios.

Inclinado

Los acabados inclinados (tono de roca) se crean con un cabezal y un martillo. Las lápidas inclinadas son muy rústicas y se usan a menudo en los antiguos cementerios.

Otros acabados

También hay otros acabados, tales como acero (esmerilado), aserrado y hacha; Sin embargo, son menos comunes. Estos acabados alternativos se logran utilizando diferentes cinceles, llamas y técnicas de arenado.

Acabados base

Las bases se pueden terminar de manera diferente a la lápida en sí. Las personas a menudo eligen usar una base pulida para los nombres, las fechas y el epitafio para mantener la tableta más simple. Los marcadores al ras, biselados e inclinados pueden tener los mismos acabados que las lápidas verticales.

Para evitar que el sitio donde descansan nuestros seres queridos se convierta en un lugar descuidado, es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo, más aun si la lápida es pulida,  y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserva ya una limpieza de tumbas en Madrid y rinde homenaje a tus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.