Gracias al invento de dos diseñadores italianos podemos decir ¡hay vida después de la muerte! Anna Citelli y Raoul Bretzel han innovado en la forma de realizar sepulturas creando una especie de «huevo» en el que se guardan los restos del fallecido en posición fetal.  Pero la magia viene después, ya que este óvalo estará envuelto en las raíces de un árbol escogido por el fallecido.

Esta creación dará un nuevo significado a la visita a los cementerios pues los familiares serán quienes tengan la responsabilidad de cuidar la planta y ayudar a que crezca. Así cada visita al cementerio aparte de ser una oportunidad para recordar a los seres queridos, va a permitirnos tener una conexión con la naturaleza, siendo un ritual mucho más simbólico que evoca a la transformación y el renacimiento.

transformate en arbol a morir

Existen muchos rituales funerarios famosos o el clásico de esparcir las cenizas por el mar o en lo alto de una montaña, pero esta no es solo una forma creativa y romántica de sepultar tus restos sino que además es una manera de retribuir a la naturaleza lo que ha hecho por nosotros en vida y ayudar al mundo a respirar un aire más limpio. Es decir, que después de muertos podemos seguir aportando de forma positiva a la sociedad. 

¿Suena interesante no? Pues aunque la idea es llamativa no está disponible en algunos países debido a distintas regulaciones, por lo que la oferta resulta muy limitada.

Ahora si eres un poco más tradicional, no olvides estar pendiente de la imagen de las sepulturas de tus seres queridos. Muchas veces con el paso del tiempo se deterioran y puede llegar al punto que la suciedad cubra su nombre.

arbol al morir
Es necesario realizar una limpieza de tumbas cada cierto tiempo y así evitar que el tiempo y las condiciones climáticas afecten al aspecto de la lápida. Reserve ahora un servicio de limpieza de cementerios en Madrid y rinda homenaje a sus seres queridos manteniendo limpio y con buen aspecto el lugar donde descansan eternamente.
quiero contratar servicio